Definiendo los Valores Corporativos

Uno de los principales inconvenientes que tiene la gestión empresarial en nuestros días, constituye el tener que afrontar una serie de circunstancia producto de colaboradores, proveedores y hasta clientes, que presentan un comportamiento muy alejado de la ética y las buenas costumbres. Por lo tanto resulta imperativo trabajar en construir una organización con una cultura fundamentada en valores. En el libro “The Advantage”, su autor Patrick Lencioni plantea la existencia de 4 tipos de valores en una empresa: los valores de partida, los valores deseados, los valores espontáneos y los valores fundamentales.

A continuación presentaré una breve descripción de cada uno de los 4 tipos de valores propuestos por Lencioni en su libro:

  1. Valores de partida:
    Son normas de conducta básicas como el profesionalismo y la integridad, que normalmente se dan por descontado que son atributos que todos en la organización deben poseer.
  2. Valores deseados:
    Constituyen el conjunto de valores que la empresa carece, pero que la dirección desea instaurar como parte de la cultura corporativa.
  3. Valores espontáneos:
    Son aquellos propios de la personalidad de los colaboradores, rasgos comunes en ellos, que aportan positivamente a la construcción de la cultura corporativa. Por ejemplo honestidad, cumplimiento, responsabilidad, puntualidad, etc.
  4. Valores fundamentales:
    Constituyen el ADN de la empresa, conforman y determinan su cultura, a la vez que establecen las buenas prácticas y acciones de los colaboradores.

Si una organización establece un conjunto de valores como fundamentales, entonces habrá empezado a hacer la tarea, el siguiente paso constituye en instaurar dichos valores en el día a día de la organización. El no hacerlo es muy peligroso debido a que se genera una cultura de irreverencia, en la que los colaboradores están invitados a evitar las buenas prácticas y actuar en base a percepciones y tendencias particulares, es entonces cuando aparecen aspectos como la corrupción, el mal servicio, el incumplimiento, etc.

Es común encontrar empresas con listas de 10 o más valores, sin embargo lo recomendable es fijar 3 o 4, en cualquier caso no más de 5, y trabajar fuertemente en implementarlos en la cultura corporativa, de tal manera que para los colaboradores sea de fácil aprendizaje y aprehensión. La buena cultura corporativa tiene como consecuencia un excelente servicio al cliente, calidez en el trato, productos de calidad, cumplimiento y muchos otros atributos positivos, lo que genera en todo momento nuevas ventas y mayor tasa de referencia.

Por lo tanto no veamos a los valores corporativos como fin en sí mismo, más bien como una herramienta que genera un efecto positivo en la organización, tanto en aspectos tangibles como las ventas y la cartera de clientes, como en aquellos intangibles como lo son la satisfacción de los clientes, el buen ambiente laboral y la retención de talentos. Es por esto que, tal como se muestra en la gráfica, los valores son la base de los objetivos de la empresa, la estructura organizacional, la misión y la estrategia.

Tu opinión es muy valiosa, deja un comentario: (web opcional)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

A %d blogueros les gusta esto: