Marketing Político: Camino a Carondelet, elecciones 2013.

Los asesores de marketing político de cada uno de los candidatos han trabajado durante meses y de manera especial en las últimas semanas con el fin de poder llegar a la mayoría de los votantes, el resultado de su trabajo se verá reflejado este domingo en las urnas.

Por: José Hidalgo Solís

imagen-partidos-politicos-ecuadorEl actual Presidente, un ex banquero, un empresario multimillonario, un coronel retirado y ex Presidente, un pastor, dos detractores del Gobierno y un joven político se disputan el sillón presidencial. Todos ellos, por casi cuarenta días han tratado de cautivar a alrededor de diez millones de votantes a nivel nacional, quienes se preparan para elegir al nuevo gobernante este domingo 17 de febrero.

El Marketing Político es el conjunto de técnicas que se emplean para promocionar y comunicar el mensaje de una persona que aspira a ocupar un cargo político. Las primeras apariciones de esta metodología de promoción se remontan a la década de los cincuenta del siglo pasado, cuando 1952, Dwight Eisenhower fue el primer candidato presidencial en contratar a una agencia de publicidad para que se encargue de su campaña en medios de comunicación.

A través del Marketing Político se pretende definir la propuesta política, esto es el “qué decir” en la campaña, precisar el discurso político y su transmisión al electorado y desarrollar los formatos adecuados para comunicar las propuestas de campaña a los diferentes tipos de electores. Para poder tomar estas decisiones, es necesario conocer cómo piensan y de qué manera toman la decisión de votar cada uno de los electores. Por esta razón, al igual que en el marketing comercial, es necesario realizar un proceso de segmentación, para poder llegar a cada grupo de votantes con un mensaje que se ajuste a sus necesidades, no puede desarrollarse de la misma forma un mensaje publicitario para electores de 16 a 18 años de Guayaquil, que uno que esté dirigido para habitantes de la Amazonía.

El proceso de Marketing Político empieza con un análisis profundo del electorado, es importante conocer a precisión a los electores, saber quiénes son, qué buscan, cuáles son sus expectativas, entre otras cosas. Esta información puede variar, dependiendo de factores sociales, económicos, culturales, etc. Por esta razón conviene segmentar la base total de votantes, para poder atender de manera correcta a cada uno de los segmentos según sus expectativas y preferencias. Posterior a esto, se debe analizar si el candidato potencial puede satisfacer a la mayoría de los electores (satisfacer a todos es técnicamente imposible). Una vez que se ha analizado al electorado y se ha elegido al candidato, se procede a definir el mensaje central en el cual se va a desarrollar toda la campaña, la forma en que se lo va a transmitir y los canales de comunicación que se emplearán para hacerlo; todo esto en función de un presupuesto económico.

A continuación, presento un análisis de cada uno de los candidatos a la Presidencia, en base a un enfoque del Marketing Político:

Rafael Correa: ha sido Presidente de la República desde enero de 2007, llegó al poder con un mensaje de revolución con el cual planteaba cambiar al País y luchar contra las viejas prácticas de la partidocracia. Se presentó como una nueva opción para los electores, quienes cansados de malos gobiernos de derecha optaron por un gobierno diferente, de izquierda. Su alta participación en medios de comunicación y en medios virtuales mantienen a Rafael Correa como la primera opción de un porcentaje importante del electorado.

Guillermo Lasso: con una dilatada carrera como banquero y una participación política en gobiernos mal recordados por los electores, Guillermo Lasso se presenta como una opción diferente, propone construir un nuevo País libre de delincuencia, corrupción y pobreza. Su mensaje claro ha logrado cautivar a un porcentaje considerable de los votantes, sin embargo, en un país en el cual ser banquero está mal visto, Guillermo Lasso tiene que luchar para dejar atrás su antigua imagen y posicionarse como el nuevo gran Presidente que el País necesita.

Lucio Gutiérrez: ex Presidente de la República, en el 2002 cautivó al electorado con el mensaje de cambiar al País o morir en el intento, sin embargo cuando tuvo la oportunidad de hacerlo prefirió huir en un helicóptero. Actualmente, Gutiérrez busca transmitir un mensaje en base a las cosas buenas que hizo en su gobierno, sin embargo, pocos años después de su destitución como Presidente, el electorado no ha olvidado los actos de corrupción en los que se vio envuelto durante su tiempo como gobernante. A pesar de esto, Lucio Gutiérrez es un firme candidato para llegar a la segunda vuelta.

Álvaro Noboa: en su quinto intento por quedarse con el sillón presidencial, Álvaro Noboa, ha mostrado durante algo menos de dos décadas diferentes facetas, que han incluido distinto mensajes electorales; como consecuencia gran parte del electorado no cree en su mensaje actual. Noboa se presenta como el más grande empleador del País, que es un elemento muy favorable, sin embargo el Gobierno de Correa, se ha encargado de presentarlo como el más grande deudor del Servicio de Rentas Internas, lo que ha conseguido que el mensaje original de Noboa no termine calando en el electorado.

Nelson Zavala: es un pastor evangélico que ha defendido con firmeza y claridad su postura y su visión de país. Representa al Partido Roldosista Ecuatoriano PRE, el cual está asociado en la mente de los electores al ex Presidente Abdalá Bucaram. El caos vivido en el Gobierno de Bucarán hace algo más de una década y las innumerables denuncias de corrupción, hacen que el PRE esté mal posicionado en la mente de los electores, lo que termina afectado las aspiraciones presidenciales de Zavala.

Mauricio Rodas: es un político joven, que se presenta como una opción diferente para los electores. Su mensaje de campaña ha sido aceptado y acogido por una parte del electorado, sin embargo su escasa participación en medios de comunicación no le ha permitido llegar a todos los votantes.

Alberto Acosta y Norma Wray: son dos ex partidarios del partido oficialista Alianza País. Hasta el momento han logrado cautivar a un porcentaje minoritario del electorado. Para los votantes, es difícil creer en quienes ahora critican todo aquello que antes defendían a capa y espada.

papeletaDentro de poco, se cerrará la campaña electoral y los votantes entrarán en una etapa de reflexión. La clave del éxito está en llenar las expectativas de un electorado completamente heterogéneo. Los asesores de marketing político de cada uno de los candidatos han trabajado durante meses y de manera especial en las últimas semanas con el fin de poder llegar a la mayoría de los votantes, el resultado de su trabajo se verá reflejado este domingo en las urnas.

Esta entrada fue publicada en Marketing, Publicidad, Ver artículos. Guarda el enlace permanente.

Tu opinión es muy valiosa, deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s